Las 24 Horas de Le Mans 1969: La carrera que dio lugar a una película

Clásicos 11 Jun 2022

Las 24 Horas de Le Mans 1969: La carrera que dio lugar a una película

Por Bruno Machado

Hace 53 años, Jacky Ickx hizo historia en las 24 Horas de Le Mans con una de las victorias más bellas de la historia, digna de una película de Hollywood. El piloto belga, futuro “Monsieur Le Mans”, consiguió la primera de sus seis victorias en el Circuito de La Sarthe.

En 1969, como en ediciones anteriores, las 24 Horas de Le Mans comenzaron con todos los pilotos cruzando la pista rápidamente hacia sus máquinas. Todos menos uno: Jacky Ickx, que en lugar de correr, decide caminar tranquilamente hasta su Ford GT40 del equipo John Wyer, acomodarse en el habitáculo, abrocharse el cinturón de seguridad y sólo entonces arrancar.



 
Más que un acto de rebelión o provocación, se trata de una protesta contra este emblemático pero peligroso método de salida, recordando al público y especialmente a las autoridades deportivas que muchos pilotos, para ganar unos segundos, salían sin ni siquiera abrocharse el cinturón o lo hacían ya durante la carrera. Un ejemplo de ello, es el accidente ocurrido en la edición anterior, con otro piloto belga, Willy Mairesse, que no se había abrochado el cinturón de seguridad ni cerrado bien la puerta de su GT40. Aunque sobrevivió al accidente, las secuelas le apartaron definitivamente de las pistas. Willy Mairesse se suicidó poco después, en septiembre de 1969. 



 

Obviamente, Ickx saldrá en última posición. Es cierto que su GT40 es fiable y competitivo, ya que ganó la edición anterior de la carrera con el dúo Pedro Rodríguez – Lucien Bianchi (tío abuelo de Jules Bianchi). Pero también es cierto que el Ford GT40 no es uno de los coches de carreras más novedosos, sobre todo frente a un nuevo rival llamado Porsche 917, que impresionó a todos en las pruebas. Además de los dos 917, Porsche también cuenta con cuatro 908, un modelo que ha dominado la temporada.

 

 

En la primera vuelta, el Porsche 917 conducido por John Woolfe choca en Maison Blanche y es golpeado por el Ferrari 312 de Chris Amon. Woolfe, que no se había abrochado el cinturón de seguridad, salió despedido del coche y no sobrevivió al accidente.

El Ford GT40 del dúo Jacky Ickx – Jackie Oliver, que partía en último lugar, asciende rápidamente en la clasificación, alcanzando la séptima posición tras cuatro horas y la tercera en el ecuador de la carrera. Porsche domina claramente la carrera… hasta el domingo por la mañana, cuando el 917 del dúo Vic Elford – Richard Attwood no sale de boxes por problemas en el embrague. La carrera tiene ahora un nuevo líder: el Ford GT40 nº 6 pilotado por Jacky Ickx.


 

 


Pero el equipo de Stuttgart aún no ha tirado la toalla. Pero el Porsche 908 pilotado por Gérard Larousse, más ligero y rápido que el GT40, consigue amenazar la victoria de Ickx. Pero gracias a su talento, el piloto belga consiguió mantener su Ford GT40 en cabeza y ganar la carrera con una ventaja de sólo 120 metros sobre el Porsche 908.

Jacky Ickx salió desde la última posición, para exigir más seguridad, y fue recompensado con una victoria más que justa. Le siguieron cinco más, pero fue en esta edición de 1969 cuando Ickx se convirtió definitivamente en una leyenda…


 

Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram