El Porsche 907 podría superar los 5 millones de euros en subasta

Mercado 20 Fev 2023

El Porsche 907 podría superar los 5 millones de euros en subasta

En 1967, Porsche empezó a sustituir el 910 por el más moderno 907 para competir en el Campeonato Mundial de Marcas. El mayor cambio respecto a su predecesor fue el diseño de su carrocería y, en consecuencia, la aerodinámica. Además, la posición de conducción se cambió a la derecha ya que, según los técnicos, era la más cómoda en circuitos hechos en el sentido de las agujas del reloj, como gran parte de las carreras del campeonato. En total, Porsche sólo produjo 21 ejemplares del 907 entre 1967 y 1968, siendo sucedido por el 908 a partir de 1969.

La suspensión delantera se rediseñó, moviendo los muelles a una posición diferente para que fueran fácilmente accesibles para su puesta a punto. Inicialmente, el 907 estaba propulsado por un motor bóxer de seis cilindros y 2,0 litros refrigerado por aire y con inyección Bosch, que desarrollaba 220 CV a 8.000 rpm.

En el año 1968, se le instaló el motor bóxer Tipo 771/1 de ocho cilindros, con 2,2 litros de cilindrada y capaz de desarrollar 270cv. Como curiosidad, en las 12 Horas de Sebring de 1968, donde el 907 terminó en las dos primeras posiciones, Porsche implementó un display que indicaba el desgaste de las pastillas de freno. En esta carrera, el 907 también estrenó el chasis construido en aluminio, así como varios componentes construidos en titanio.


La carrera inaugural del 907 han sido las 24 Horas de Le Mans de 1967, donde Porsche ha inscrito el 907 con carrocería larga, similar a la del 906, que era mucho mejor que el 910 a nivel de coeficiente aerodinámico, demostrado por la velocidad máxima alcanzada en la recta de Hunaudières, donde se han alcanzado 302 km/h.

Una de las carreras más importantes para Porsche, tanto a nivel de competición como a nivel de cobertura mediática, fue la Targa Florio, carrera ganada en 1968 por el 907 que se muestra en este artículo con Vic Elford y Umberto Maglioli al volante. Incluso después de que Elford perdiera 18 minutos en la primera vuelta por un fallo en el apriete de una de las ruedas, consiguió recuperarse, batiendo el récord de la pista en más de diez minutos y el segundo clasificado quedó a más de tres minutos.

Este 907, chasis número 025, había debutado seis semanas antes en las 12 Horas de Sebring, pero sólo corrió 20 minutos cuando el piloto Ludovico Scarfiotti cometió un error en un cambio de marcha y el motor superó su límite de revoluciones.

En 1968 se vendió al piloto suizo del Valvoline Racing Team, Siegfried Lang, que cosechó grandes éxitos en carreras de montaña hasta que destruyó el coche en un accidente. Pero este no fue el final del 907-025, ya que fue reconstruido con una carrocería Spyder. Sin embargo, en 1970 sufrió otro accidente, esta vez más grave, que causó la muerte de Siegfried.

Posteriormente pasó por dos propietarios hasta llegar a la colección de Julio Palmaz en California, quien lo restauró fielmente a las especificaciones de 1968, incluido el motor. En 2015 fue vendido a su actual propietario.

Ahora, este 907 sale a subasta, a través de un evento organizado por Broad Arrow Auctions en Amelia Island el próximo 3 de marzo. Su valor de venta estimado es de entre 4,2 y 5,1 millones de euros.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
untitled-1_5
previous arrow
next arrow
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
untitled-1_5
previous arrow
next arrow
Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram