Porsche 964 Turbo S, uno de los coches más rápidos de la época

Clásicos 28 Fev 2023

Porsche 964 Turbo S, uno de los coches más rápidos de la época

Para sustituir al emblemático Porsche 911 Turbo de la generación 930, Porsche lanza en marzo de 1990 el 911 Turbo basado en la nueva carrocería con el nombre de 964. A pesar de no disponer todavía del tiempo de desarrollo necesario para el motor M64 de 3.6L, Porsche decidió lanzar la versión Turbo basada en el motor M30 de 3.3L, el mismo utilizado en el 930, pero con algunos cambios, para hacer el motor más lineal, con menos turbo lag y más potente, ahora con 320cv a 5.750rpm. En total Porsche fabricó 3.660 ejemplares del 964 Turbo 3.3.

En 1992 la marca alemana lanza una versión mejorada del 911 Turbo, el Turbo S como versión de calle de los coches que compiten en IMSA, todavía con el motor de 3.3L de cilindrada, pero con inyectores más grandes, turbo KKK más grande, válvulas más grandes, árboles de levas mejorados y electrónica puesta a punto, todo para aumentar la potencia a 381cv a 6.000rpm y 490Nm de par a 4.800rpm, convirtiéndolo en uno de los coches más rápidos a la venta en ese momento.

El 964 Turbo S estaba enfocado al uso en circuito, se eliminaron muchos de los lujos como el cierre centralizado, el aire acondicionado, los elevalunas eléctricos, los asientos traseros, la escobilla trasera, la radio, el aislamiento, la dirección asistida y los respaldos Recaro de competición, se añadieron ventanillas laterales y traseras más finas, cuartos de puerta Carrera RS y puertas fabricadas en CFRP, lo que supuso una reducción de 180 kg en el peso del 964 Turbo. También fue posible equipar el coche con arneses Sabelt y barra antivuelco Matter, siendo ésta la versión Lighweight.


En el exterior, se añadieron dos tomas de aire en los guardabarros traseros, y en la parte delantera también tenía dos tomas de aire en el lugar de los faros antiniebla. Para complementar el exterior se añadieron llantas Speedline de 18″ y tres radios y pinzas de freno pintadas en rojo, que también eran más grandes. También se rebajó la suspensión y se añadió una barra estabilizadora en la parte delantera. En total, sólo se fabricaron 86 ejemplares del Turbo S con motor de 3.3L.

El 911 Turbo S presente en este artículo fue entregado nuevo en Japón, más exactamente en el distribuidor MIZWA Limited, en Tokio, en 1993, en el color Speed Yellow y equipado con aire acondicionado y elevalunas eléctricos, ya que para ser matriculado en el país, Porsche necesitaba hacer una nueva homologación si no contaba con estos extras. Pasó a manos de un coleccionista en Estados Unidos en 2015, siendo matriculado bajo la ley “Show and Display”.

El pasado 26 de enero salió a subasta, a través de un evento organizado por RM Sotheby’s en Arizona, vendiéndose por 962.000 dólares, unos 884.700 euros.


1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
previous arrow
next arrow
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
previous arrow
next arrow

Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram