Coche de época cotidiano

Clásicos 02 Mar 2023

Coche de época cotidiano

Por Irineu Guarnier

Los encantadores personajes de las películas europeas y americanas utilizan a veces coches de época en su vida cotidiana. Esto es relativamente habitual en Europa y Estados Unidos. Distingue a artistas, intelectuales, empresarios de éxito o incluso personas anónimas, interesadas en marcar su propio estilo.

En Brasil, es raro que alguien saque un coche antiguo del garaje, salvo para participar en reuniones y exposiciones. Hay quien no los saca nunca. Las “rarezas” se guardan bajo llave, protegidas de la curiosidad ajena. Sus propietarios no comparten con nadie el placer de verlos en marcha.

Exageración. Un coche viejo es como una persona mayor: tiene que hacer ejercicio. Cuando está parado, se “estropea” más que cuando está en uso. Pero, claro, en un tráfico salvaje como el nuestro, muchos propietarios temen dañar el vehículo en un accidente. A diferencia de lo que ocurre en el extranjero, aquí las piezas son caras y difíciles de encontrar. Y la mano de obra especializada es aún más rara.


Aun así, hay quien disfruta conduciendo a diario un vehículo de 30 años. En Porto Alegre, al sur de Brasil, donde vivo, un conocido empresario de la vida nocturna lleva décadas conduciendo coches viejos. Posee varios. Su favorito es un Karmann Ghia negro, descapotable, que compró nuevo. El empresario -que no tiene ningún coche “contemporáneo”- recorre más de 70 kilómetros al día en coches de época. Ya se ha convertido en una figura conocida allá donde va. Es su marketing.

Las ventajas de conducir un coche “antiguo” son muchas. Un coche nacional de los años 60/70 suele costar mucho menos que un modelo actual de la misma categoría. Y no paga más IPVA (impuesto de circulación). El riesgo de robo es pequeño (lo que dispensa de un seguro muy caro), porque los ejemplares son bien conocidos en el comercio de coches antiguos, y sus piezas ya no interesan para el desguace. Además, mientras que los modelos contemporáneos se deprecian con cada nuevo lanzamiento, el coche antiguo se revaloriza a medida que “envejece”.

Quien conduce un coche antiguo, sin embargo, debe estar dispuesto a renunciar, con el tiempo, a comodidades como el aire acondicionado, la dirección asistida, la inyección electrónica o los elevalunas eléctricos (equipos que apenas se encontraban originalmente en estos vehículos), y mantener en casa un buen stock de piezas de recambio.

Sopesa pros y contras y decide si merece la pena invertir en un coche viejo para el día a día. Puede que no sea tan práctico como uno nuevo. Pero seguro que a nadie dejará indiferente tu clásico cuando pares en el semáforo o en la gasolinera a repostar.


Fotografías: Eduardo Scaravaglione


Irineu Guarnier Filho es un periodista brasileño especializado en agroindustria y vino, y un apasionado del mundo del automóvil. Trabajó durante 16 años en un canal de televisión afiliado a Rede Globo. Actualmente colabora con algunas publicaciones brasileñas como Plant Project y Vinho Magazine. Como aficionado a los coches antiguos, ha escrito sobre coches clásicos para blogs y revistas brasileñas, y ha restaurado y coleccionado coches antiguos.

Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram