Clásicos 03 Mar 2023

Coches con historia: Porsche 911 2.0 de 1966

Sucesor del Porsche 356, el modelo 911 tomó los atributos clave del popular deportivo y los multiplicó con ventajas. Más grande, más ancho, con una carrocería más rígida y, sobre todo, beneficiándose de un nuevo motor bóxer más potente, el 911 2.0 entró rápidamente en el léxico de los seguidores del fabricante alemán.

El prototipo se presentó públicamente por primera vez en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1963 y cautivó al público al instante. El coupé, bautizado como 901 y rebautizado 911 en 1964 debido a una disputa con Peugeot por el nombre, montaba un nuevo motor de seis cilindros bóxer de dos litros y 130 CV de potencia, suficiente para alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h. Al igual que el 356, el nuevo Porsche 911 se caracterizaba no sólo por la calidad de los acabados y materiales empleados en el habitáculo, sino principalmente por la tecnología mecánica utilizada. Al aplicar el motor bóxer detrás del eje trasero, los técnicos alemanes evolucionaron la carrocería monocasco, así como la suspensión y el sistema de frenado, creando un coupé con auténtico apetito deportivo.

Según los registros de fábrica, este Porsche se entregó completo en octubre de 1966. Lacado en verde irlandés, el modelo se habría especificado con los cristales tintados opcionales, capó blindado, espejo retrovisor izquierdo, llantas cromadas y autorradio Blaupunkt Frankfurt. Utilizando el bóxer de seis cilindros tipo 901/05 de Porsche con una capacidad de dos litros y 130 CV de potencia a 6100 revoluciones por minuto, el coupé con matrícula LB-78-87 está equipado con la caja de cambios manual de cinco velocidades tipo 902/1 correcta. En septiembre de 2012 el vehículo fue reconocido por Porsche Ibérica con un Certificado de Autenticidad.

Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram