Los 12 mejores vídeos musicales con clásicos

Clásicos 05 Mar 2023

Los 12 mejores vídeos musicales con clásicos

Por José Brito e Tatiana Ferreira

Seguro que si estás leyendo este artículo te gustan los coches, probablemente también te guste la música, así que nos hemos tomado la libertad de recopilar los mejores vídeos musicales protagonizados por coches clásicos.

Desde el Rock ‘N’ Roll de ZZ Top, pasando por el Blues de B.B. King y Eric Clapton, hasta la música electrónica de Daft Punk, muchos artistas se han rendido al encanto de los clásicos, convirtiéndolos a veces en protagonistas de sus vídeos musicales.

1)  Jamiroquai – Cosmic Girl (1996)


Hablando de temas musicales que invocan el mundo del automóvil, es imprescindible la mención a Cosmic Girl de Jamiroquai, en un vídeo musical protagonizado por un Lamborghini Diablo SE30 morado, un Ferrari F355 GTS y un Ferrari F40 (perteneciente al batería de Pink Floyd Nick Mason), Jay Kay aparece a los mandos del primero. La historia que rodea el rodaje no está exenta de gracia, ya que la grabación tuvo lugar sin el parabrisas del Diablo, tal y como Jay Kay compartió en un episodio de la serie Top Gear:

“Sólo se hicieron tres ediciones especiales del trigésimo aniversario en este color, y una de ellas era un Jota, es decir, un coche con más de 600 caballos y no apto para la carretera, así que técnicamente sólo hubo dos. Yo tenía el mío guardado en casa, y cuando intentaron cargarlo en el camión recibí la noticia de que a los chicos se les había caído de alguna manera. Entonces tuvimos que recurrir al otro. Recuerdo que dije “por favor, que nadie se acerque hasta que yo llegue, ¡voy a volar para allá ahora mismo, por favor!”. Cuando llegué todos me miraban con cara de desolación. Cuando pregunté qué pasaba, me dijeron que uno de los dobles se había apoyado en una cámara, lo que hizo que cayera por el acantilado y aterrizara encima del parabrisas del otro Diablo. Así que no había parabrisas y Lamborghini iba a tardar al menos un día en entregarnos e instalarnos uno. Eso explica por qué, en las escenas en las que nos graban a Stuart Zender y a mí de frente, ¡entrecerramos los ojos!”.

2) The Clash – Rock the Casbah (1982)

 
Rock the Casbah narra una epopeya sobre la prohibición de la música occidental en el Oriente Próximo de la época y describe los esfuerzos de un rey árabe por impedir que la población escuche ese tipo de música. El videoclip fue rodado en 1982 en Texas y muestra numerosos casos de mezcla cultural entre poblaciones, todo ello al volante de un emblemático Cadillac Eldorado de 1976. 

3) Audioslave – Show me How to Live (2002)

 

En el vídeo que acompaña al single intermedio entre “Like a Stone” y “I am The Highway”, la banda se enzarza en numerosas persecuciones en coche, teniendo finalmente un aparente accidente al final del mismo. El vehículo utilizado en el vídeo es un Dodge Challenger R/T de 1970, utilizado también en la película Vanishing Point (el propio vídeo contiene finalmente escenas de la película combinadas con imágenes de la banda al volante del coche). Este modelo, lanzado en su momento para competir en el mercado con el Mercury Cougar y el Pontiac Firebird, venía equipado con un motor Magnum V8 de 335 caballos y una transmisión manual de 3 velocidades, con un motor V8 de 7,2 litros y 375 o 390 caballos como alternativas.

 

4) B.B. King & Eric Clapton – Riding With The King (2000)

 
Publicado en 2000, “Riding With The King” reúne al bluesman B.B. King y a Eric ‘Slowhand’ Clapton. En el videoclip Clapton conduce un Candillac DeVille, en el asiento trasero podemos ver a uno de los reyes del Blues acompañado de su guitarra.

5) Gorillaz – Stylo (2010)

 
Stylo fue uno de los singles del álbum “Plastic Beach”, publicado en 2010 por la banda británica. En el vídeo musical, inspirado en Mad Max, los miembros de la banda Murdoc, 2D y Cyborg Noodle, a bordo de un Chevrolet Camaro de 1969, son perseguidos por Bruce Willys en un Chevrolet El Camino de 1968. 

6) The Cardigans – My Favourite Game (1998)

 
Sin duda, My Favourite Game me trae a la mente un cortometraje de introducción al juego Gran Turismo 2, un corto que es una mezcla de magníficas imágenes de la evolución del automóvil y las carreras de coches del pasado y del propio juego. El vídeo musical comienza con Nina vagando por el desierto en busca de una roca, y cuando la encuentra vuelve a su Cadillac Eldorado de 1974 y le da gas. El vídeo musical tiene cinco finales distintos, especialmente por el comportamiento en carretera y las escenas gráficas que contiene, generó mucha controversia en su estreno y fue prohibido en algunos países.

7) Kavinsky – Protovision (2012)

 
Vincent Belorgey o Kavinsky, nombre por el que se conoce al artista francés en el mundo de la música, alcanzó mayor notoriedad en 2011 después de que “Nightcall” formara parte de la banda sonora de la película Drive. En Protovision los coches son los verdaderos protagonistas, Kavinsky al volante de un Ferrari Testarrossa se da a la fuga. La persecución protagonizada por un policía que conduce un Ford Mustang II parece sacada directamente de Corrupción en Miami.

 

8) Jamiroquai – White Knuckle Ride (2010)

 
Si en “Cosmic Girl” Jamiroquai nos regaló un auténtico festival de supercoches, en “White Knuckle Ride” Jay Kay toma el control de un helicóptero y persigue a un Porsche 911 Carrera RS 2.7. El helicóptero utilizado durante la grabación del videoclip pertenece al vocalista de la banda. Jay Kay grabó todas las escenas, excepto las más arriesgadas, en las que recurrieron a un piloto profesional.

 

9) Daft Punk – Human After All (2005)

 
El dúo francés Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo son las caras ocultas tras las máscaras de robot de Daft Punk, uno de los grupos más influyentes de la música electrónica. El vídeo musical de “Human After All” cuenta la historia de dos robots que recorren Estados Unidos en un Ferrari 412 buscando la forma de convertirse en humanos. El 412 fue diseñado por Pininfarina, propulsado por un V12, supuso un punto de inflexión para Ferrari y la obra curvilínea de su diseñador de confianza de los años sesenta. Sólo se fabricaron 576 ejemplares del Ferrari 412.

 

10) ZZ Top – Gimme All Your Lovin’ (1983)

 
El rock and roll y los bólidos tienen mucho en común. Ambos inyectan a las viejas formas (por ejemplo, el blues clásico y Ford) garra y extravagancia. No es de extrañar que tantas estrellas del rock sean entusiastas de los bólidos, siendo Billy F. Gibbons uno de los más conocidos.Muy influenciado por el California Kid de Pete Chapouris, Billy Gibbons encargó a Buffalo Motor Cars, de Don Thelan, en los años 80, que le construyera un Ford de 1933 en formato bólido.El chasis era de Pete y Jake, con la carrocería cortada por el propio Thelan. Steve Davis hizo el capó con los paneles laterales perforados y Kenny Youngblood hizo los gráficos distintivos de ZZ Top. La potencia proviene de un bloque V8 de Chevrolet.

 

11) Samantha Fox – Nothing’s Gonna Stop Me Now (1987)

 
El videoclip, rodado en Marbella, alude a numerosos medios de transporte, entre ellos un yate de lujo Sunseeker XPS 34, un avión Cessna Skymaster y un impresionante deportivo italiano de motor delantero y tracción trasera, el Alfa Romeo Spider. Fabricado entre 1966 y 1993, con un inconfundible diseño Pininfarina basado en el impresionante concepto Alfa Romeo Superflow, el Spider ha pasado por 4 generaciones, sufriendo numerosos cambios de carrocería y motor para una producción total de 110.128 unidades.

 

12) Billy Ocean  – Get Outta My Dreams, Get Into My Car (1986)

 

Hablando de temas musicales que invocan el mundo del automóvil, es imprescindible la mención a Cosmic Girl de Jamiroquai, en un vídeo musical protagonizado por un Lamborghini Diablo SE30 morado, un Ferrari F355 GTS y un Ferrari F40 (perteneciente al batería de Pink Floyd Nick Mason), Jay Kay aparece a los mandos del primero. La historia que rodea el rodaje no está exenta de gracia, ya que la grabación tuvo lugar sin el parabrisas del Diablo, tal y como Jay Kay compartió en un episodio de la serie Top Gear:

“Sólo se hicieron tres ediciones especiales del trigésimo aniversario en este color, y una de ellas era un Jota, es decir, un coche con más de 600 caballos y no apto para la carretera, así que técnicamente sólo hubo dos. Yo tenía el mío guardado en casa, y cuando intentaron cargarlo en el camión recibí la noticia de que a los chicos se les había caído de alguna manera. Entonces tuvimos que recurrir al otro. Recuerdo que dije “por favor, que nadie se acerque hasta que yo llegue, ¡voy a volar para allá ahora mismo, por favor!”. Cuando llegué todos me miraban con cara de desolación. Cuando pregunté qué pasaba, me dijeron que uno de los dobles se había apoyado en una cámara, lo que hizo que cayera por el acantilado y aterrizara encima del parabrisas del otro Diablo. Así que no había parabrisas y Lamborghini iba a tardar al menos un día en entregarnos e instalarnos uno. Eso explica por qué, en las escenas en las que nos graban a Stuart Zender y a mí de frente, ¡entrecerramos los ojos!”.

Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram