Porsche 930 Targa Slantnose: Un guerrero de la carretera

Clásicos 11 Mar 2023

Porsche 930 Targa Slantnose: Un guerrero de la carretera

El Porsche 930 se fabricó entre 1975 y 1989. El hecho de que se le apodara 911 Turbo muestra bien los apuros del que era el tope de gama del 911 en aquella época.

Durante las más de dos décadas que se fabricó, ostentó el título del vehículo de producción más rápido que los alemanes podían comprar. De hecho, el 930 se creó para que Porsche tuviera la homologación necesaria para competir en la temporada 1976 de la FIA, e inicialmente se fabricaron 400 ejemplares, precisamente para cumplir el requisito federativo.

Ernst Fuhrmann adaptó la tecnología turbo del 917/30 CAN-AM original al Carrera RS 3.0 de tres litros y seis cilindros en línea, creando el 930. El coche desarrollaba 260 CV a 5.500 rpm y 329 Nm a 4.000 rpm, y había versiones de cuatro y cinco velocidades (en 1978, el 930 se actualizó a un 3.3 litros con 300 CV gracias a un intercooler).


Se revisó la suspensión, se mejoraron los frenos y se instaló una generosa cola de ballena como alerón trasero para ayudar al coche a tener mejor carga aerodinámica y mayor estabilidad.

Y si Porsche siempre ha sido una marca de ensueño, este 930 pronto entró en el imaginario, con los preparadores tomando el “molde 930” e introduciendo un morro más aerodinámico en el frontal, pasando a denominarse “slantnose”.

Porsche vio aquí una oportunidad de negocio, y a partir de 1981 comenzó a tener su propia y oficial versión del 930 “slantnose”, que se presentaba como un 930 convencional con un “slantnose” al estilo del 935, en lugar del frontal normal del 911, así como los faros “bug eye” dando lugar a unas ópticas retráctiles.

Por cierto, una nota interesante es el hecho de que Porsche, al presentar al mundo este 930 “Flachbau”, ha subrayado el hecho de que se inspiró en el 935 ganador de Le Mans de 1979. El modelo es seguramente uno de los 911 más distintivos de la historia. La marca fabricó 948 unidades del 930 “Slantnose” (también conocido como “Flatnose” o “Flachbau”), lo que lo convierte en uno de los 911 más raros.

El modelo deleitaba a sus ocupantes con sus 335 CV que le hacían superar el reto de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos. El 930 “Flachbau” tuvo incluso una versión Cabriolet, de la que se fabricaron 591 unidades. Como consecuencia del éxito de esta derivación, el fabricante creó formalmente su división de personalización específica (“Sonderwunsch-program” en alemán, algo así como programa de pedidos especiales) en 1986.

Este y otros modelos icónicos de Porsche se pudieron ver en la exposición temporal “Porsche: 70 años de evolución”, que se exhibió en el Museu do Caramulo en 2018.

Vea a continuación la galería con algunas de las mejores imágenes del Porsche 911 Turbo Targa.

12
18
27
29
34
DSC09195
DSC09201
DSC09225
DSC09203
DSC09229
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
12
18
27
29
34
DSC09195
DSC09201
DSC09225
DSC09203
DSC09229
previous arrow
next arrow
Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram