El formato de la parrilla de Bugatti: ¿Herradura o huevo?

Archivos 09 Abr 2023

El formato de la parrilla de Bugatti: ¿Herradura o huevo?

Por Hélio Valente de Oliveira

¿Herradura o un huevo? No hay muchas preguntas sobre el fabricante francés que se han discutido tan a menudo como los orígenes de la forma de la parrilla del radiador.

¿Ettore Bugatti, el fundador de la marca y entusiasta de los caballos, buscó inspiración en una herradura u otro objeto? Bugatti explica el verdadero origen de uno de los elementos de diseño de marca más reconocidos.




Es un hecho que Ettore Bugatti era más que un entusiasta de los caballos. También era creador y coleccionista de carruajes. Diseñó arneses y poseía caballos extraordinariamente hermosos, algunos de los cuales fueron considerados los más grandes purasangres de la época. Ettore solía montar en la propiedad de Bugatti en Molsheim y a veces incluso recibía huéspedes mientras montaba uno de sus purasangres. Construyó las puertas de la propiedad de manera a entrar con el caballo, sin tener que desmontar. Desarrolló cerraduras de puertas que podían ser abiertas por el caballo. Esto requería un mecanismo de cierre muy propio construido en latón, que tenía que ser constantemente pulido. Es evidente que Ettore Bugatti adoraba a sus caballos, tanto los de cuatro patas como los que vivían bajo el capó de sus automóviles. 




A pesar de esto, la forma de la parrilla del radiador no deriva de la herradura. “Arte, estética y selección de materiales, acompañados con diseño y performance eran, y aún son, los valores por los cuales la marca de rige”, como explica Achim Anscheidt, el Director de Diseño de Bugatti. Ettore tuvo una fuerte influencia artística. Su padre, Carlo Bugatti, diseñó y construyó muebles con una fuerte inspiración oriental, entre muchas otras cosas. El hermano de Ettore, Rembrandt, creó esculturas de animales como el famoso elefante que más tarde adornaría el radiador del Tipo 41, o Royale. 




Carlo Bugatti tenía una predilección especial por formas fluidas, eclipses, círculos, curvaturas y otras formas redondeadas, como el óvalo. En sus muebles, como sillas, mesas o cuencos y diseño de interiores, esta forma se puede encontrar con frecuencia. Carlo consideraba el óvalo como la forma geométrica perfecta, superior a todas las demás. Ettore, siempre en permanente intercambio de ideas con su padre, se inspiró en la visión de este y transpuso algunas de sus ideas para los automóviles. La parrilla con forma de huevo fue una de ellas. 



Mientras que en los primeros dos años, los clientes de Bugatti podían elegir entre una rejilla ovalada u otra más angular, a partir de 1912 el Tipo 13 tenía exclusivamente el óvalo. Después de la Primera Guerra Mundial, el Tipo 13 fue modificado, con nuevos materiales y una rejilla diferente. Libre de cualquier ángulo o arista, recordaba un huevo plano por primera vez. Ettore Bugatti mantuvo este formato en los años y modelos siguientes, como el Tipo 22, 23, 28 y 30. Solo en 1924, con el legendario Tipo 35, Ettore dejó de utilizarla, para favorecer un nuevo diseño, con el fondo plano, por razones aerodinámicas y un mejor posicionamiento del eje delantero. Este cambio hizo que la forma oval tuviera similitudes con una herradura. Sin embargo, al principio, existían diferencias entre rejillas. El Tipo 35 A tenía una rejilla más pequeña que el 35 B. Hasta 1928 todas las variantes del modelo comenzaron a usar la rejilla ligeramente más ancha, que continuó siendo modificada en los años siguientes. 




Al principio, aún muy pequeña, la parrilla creció en anchura por dos razones: para tener una capacidad de enfriamiento mayor, una vez que los motores eran cada vez más potentes, y para obtener un look más deportivo. La rejilla se ha convertido en un elemento de diseño importante y una imagen de marca de Bugatti.




Con este diseño frontal, Ettore Bugatti subrayó su afirmación de construir automóviles como nadie más, pero verdaderos pura sangre. Los modelos de Bugatti podían verse como la síntesis del arte que reflejaba el espíritu de Ettore en diseño y tecnología. El frente dominante y los potentes motores se combinaban perfectamente. 




También hoy en día, un Bugatti puede ser identificado por la parrilla del radiador. Su diseño da a los automóviles modernos, como el Chiron y el Divo, un aspecto elegante y deportivo al mismo tiempo. “Un Bugatti se puede identificar a distancia gracias a su icónico diseño frontal, con su singular parrilla. Esta es la clave para la identidad y el reconocimiento de la marca”, concluye Achim Anscheidt. No solo en Pascua, sino todos los días del año.

Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram