Lancia Stratos celebra hoy 50 años sobre su primera victoria internacional

Clásicos 25 Set 2023

Lancia Stratos celebra hoy 50 años sobre su primera victoria internacional

Hace exactamente cincuenta años, el 25 de septiembre de 1973, Lancia Stratos escribió el primer capítulo de lo que sería una historia memorable. Inscrito en competiciones, aún entre los prototipos, era conducido por la doble Munari / Mannucci. En septiembre de ese mismo año alcanzó su primera gran victoria internacional, en el Tour de France Automobile, éxito que se siguió a su primer triunfo, meses antes, en abril, en el Rally Firestone, que se convirtió en el precursor de una carrera increíble.

De hecho, el Lancia Stratos se convirtió en un verdadero conquistador de rallys, acumulando victoria tras victoria: ganó el Rally de Monte Carlo por tres veces consecutivas, conquistó tres Campeonatos del Mundo de Constructores, de 1974 a 1976, y también tres Campeonatos de Europa de Pilotos. Al volante de un Stratos, Munari también ganó la Copa de Pilotos de Rallys de la FIA en 1977.

A partir de la temporada de 1975 pasó a ostentar los colores blanco y verde de su patrocinador, Alitalia, con el logotipo tricolor de la aerolínea, duplicado y armonizado bajo la forma de una cuña, creando una de las más bellas pinturas de la historia del deporte automovilístico.


Con ocasión de esta celebración, el Circuito de Remparts d’Angoulême, organizó un evento especial en la ruta histórica de Nouvelle-Aquitaine, que acoge automóviles clásicos, exposiciones y rallys excepcionales, en presencia de una amplia gama de invitados, incluyendo el antiguo piloto Bernard Darniche, nombre indisociablemente ligado al Lancia Stratos: ganó dos Campeonatos de Europa de Rallys y nada menos que cuatro de las siete rondas que ganó en su carrera, en el marco del Campeonato Mundial de Rallys.

El Lancia Stratos es, definitivamente, un coche “brutal y eficiente”, creado específicamente para vencer y romper barreras, dadas sus grandes diferencias con los demás modelos de la época. Inspirado en el prototipo “Strato’s Zero” de 1970, la versión final del Lancia Stratos sería presentada al año siguiente. Todo en este automóvil futurista en forma de cuña fue concebido para los rallys: el extremo delantero era afilado y estaba en armonía con las sisas de las ruedas, mientras que el parabrisas inclinado abarcaba el pilar delantero y continuaba hasta las ventanas laterales.

El techo descendía verticalmente sobre el pequeño parabrisas trasero, envuelto por el gran capó. Este y el maletero, constituidos por dos conchas ligeras, incluían sus guardabarros, con una apertura amplia para una acción rápida durante el apoyo en las clasificadoras. En la parte trasera destacaban los faros redondos y un ala asertiva, mientras que el motor era un V6 basado en el 246 del Dino Ferrari.

El Lancia Stratos era sin embargo también revolucionario en su interior, totalmente orientado al conductor y concebido para resultados y emoción: dos bancos y solo dos compartimentos para cascos de carrera, una característica distintiva, también, de la versión de carretera. El llamado “color-blocking” del interior creó juegos continuos de contrastes para un eclecticismo totalmente Lancia, utilizando los colores primarios azul, rojo y amarillo.

Esta fascinación disruptiva con la época hizo que el modelo se convirtiera en un icono histórico también desde otro punto de vista: el diseño. Componentes como los faros traseros redondos, el ala aerodinámica y la ecléctica combinación de colores primarios en el interior hicieron del Lancia Stratos un modelo de diseño futurista, que permanece contemporáneo hasta nuestros días.

Por todas estas razones, Lancia Stratos es un modelo con un lugar único en la historia de la marca italiana, haciendo el puente entre un pasado brillante y el deseo de un futuro igualmente prometedor.

Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram