La paradoja del mercado alemán de automóviles usados

Mercado 17 Out 2023

La paradoja del mercado alemán de automóviles usados

A lo largo de los años, Alemania se ha convertido en un lugar de elección para la compra de automóviles usados. Según la Autoridad Federal de Transporte Motorizado de Alemania, cada año se registran en otros países alrededor de 2 millones de automóviles usados alemanes. En algunos Estados miembros, el porcentaje de coches usados importados de Alemania supera el 50 %. Concretamente en Portugal, la ACAP indica que el 67,1 % de los automóviles usados, matriculados en 2022, fueron importados de la UE, siendo Alemania una de las principales fuentes de importación.

Sin embargo, existe una extraña paradoja en el mercado alemán de vehículos de segunda mano: algunos vehículos ni siquiera llegan a circular por las carreteras alemanas.

Los sitios clasificados más populares de Alemania listan millones de vehículos, por lo que la gama de automóviles a la venta es más amplia que en cualquier otro lugar del continente. Sin embargo, algunos de los vehículos que aparecen en estos anuncios pueden ser de otros países.


Informaciones de carVertical (empresa que permite consultar el historial de automóviles), sugieren que el 4,3% de los coches a la venta en Alemania pueden nunca haber visto las carreteras de Berlín, Múnich o Hamburgo, ni las icónicas autopistas germánicas. Incluso pueden proceder de otros países. Antes de ser importados para su venta en Alemania, estos vehículos procedían principalmente de Italia (16,6 %), Francia (12,7 %), Estados Unidos (10,6 %), Bélgica (9,1 %) y Rumanía (5,1 %).

En lugar de comprar un automóvil alemán, los compradores se arriesgan a comprar un vehículo importado de otro país. Si el vendedor oculta el país de origen del automóvil, puede que no esté en las mejores condiciones. Por otra parte, las reparaciones de baja calidad, el elevado kilometraje y los daños ocultos son razones comunes para que los vendedores intenten ocultar el pasado del vehículo y venderlo en otro país. Como los países no suelen intercambiar información sobre el historial de los automóviles, puede ser difícil detectar estos fraudes.

“Alrededor del 4,3 % de los vehículos registrados en Alemania tienen información registrada en países extranjeros. Hemos notado que la gente vende modelos caros en Alemania, pero nuestros registros sugieren que muchos de ellos nunca se han utilizado en el país. Esto crea la ilusión de que se está comprando un coche alemán bien tratado, cuando en realidad es importado de Italia, Francia o Rumanía”, explica Matas Buzelis, Director de Comunicaciones y especialista en automóviles de carVertical.

Según Buzelis, con la escasez de automóviles nuevos, la oferta de modelos de alta calidad en el mercado de automóviles usados puede ser limitada. Es por eso que algunos vendedores intentan negociar sus vehículos en Alemania, porque el país tiene un público más amplio. Si alguien no puede vender su coche en la República Checa o Rumanía, puede intentarlo en otro lugar.

Alemania tiene una reputación de atraer compradores de automóviles de diferentes países europeos. Como el mercado portugués de coches usados ha crecido en los últimos años, no es de extrañar que los coches alemanes se hayan convertido en una opción muy buscada. Cuando se analizan las importaciones de automóviles nuevos y usados en Portugal, se observa que son los más abundantes – Alemania totalizó 1.220 millones de euros, según la OEC.

Los compradores portugueses pueden optar por esta vía por varias razones, siendo el precio uno de los principales motivos. Los retrasos en la producción de automóviles nuevos debido a la escasez de piezas de automóviles también pueden tener un efecto significativo. El año pasado, la escasez mundial de semiconductores provocó un aumento de las importaciones de vehículos usados en Portugal.

Importar un automóvil también es una buena opción para quien busca una marca o modelo específico que no esté disponible en Portugal. Existe también un mito generalizado de que los conductores en Alemania compran coches más nuevos, mejor equipados y más caros, y que siguen estrictamente las recomendaciones de mantenimiento de los fabricantes. En realidad, estos clichés pueden inducir a las personas a adquirir automóviles sin consultar el historial del vehículo o un mecánico certificado.

Fuente: carVertical.

Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram