Odette Siko: La señora Le Mans

Archivos 18 Out 2023

Odette Siko: La señora Le Mans

Por Ricardo Grilo

Aunque sea difícil determinar cuál fue su primera prueba, sabemos que la francesa Odette Siko comenzó a competir a finales de los años 20.

En 1930 cumpliría la primera de cuatro participaciones en las 24 Horas de Le Mans. El automóvil elegido fue el Bugatti Type 40 de su amiga Marguerite Mareuse, equipado con un motor de cuatro cilindros y 1,5 litros. El debutante doble llevaría el coche hasta un excelente 7º puesto de la general, con la promesa de regresar al año siguiente. Pero en 1931 el Bugatti Type 40 acabaría por ser descalificado y el doble deshecho.

Para la edición de 1932 de las 24 Horas de Le Mans, Odette Siko adquiriría un magnífico Alfa Romeo 6C 1750 con compresor y 100cv de potencia. Para dividir el pilotaje Odette Siko invitó a su compatriota Louis Charavel “Sabipa”. Muy rápidos, conseguirían un brillante 4º puesto de la general y primero en la clase hasta 2 litros. Una marca tan notable que sería el mejor resultado de una mujer en las 24 Horas de Le Mans, ¡hasta hoy!


Al año siguiente, el mismo dúo regresó a Le Mans para ver a Siko estrellarse en la recta de las Hunaudières y destruir a Alfa Romeo contra un árbol. La pérdida del competitivo vehículo llevó a un cambio en la carrera, pasando Odette Siko a disputar pruebas de carretera, debutando en el rally femenino de París a Saint-Raphaël teniendo como compañera a la famosa Helle Nice.

En 1937 regresaría a las pistas, pero no para hacer carreras. El proyecto, patrocinado por los lubricantes Yacco, pretendía conquistar diversos récords del mundo. Odette Siko iba a dirigir un equipo de cuatro mujeres donde pontificaban los nombres de Helle Nice, Simone de Foreste y Claire Descollas. En los diez días de ensayos en Montlhéry conquistarían 25 récords mundiales, algunos de los cuales permanecen invictos en la actualidad. El vehículo era un Matford, modelo construido en Estrasburgo que venía equipado con un motor Ford V8 de 3,6 litros. Con él, las cuatro señoras recorrerían 30.000 kilómetros a una velocidad media de 140 km/h.

Dos años después, es decir, en 1939, Odette Siko regresó al Rally de Monte Carlo con un Matford V8. Partiendo de Tallin, llegaría a Mónaco en un razonable 18º lugar de la general.

Algunos meses más tarde el inicio de la Segunda Guerra Mundial interrumpiría en definitiva la carrera deportiva de Siko.

Nada más sabemos de su trayectoria a partir de entonces. ¿Habrá muerto durante la guerra?


Imagen en color de Ricardo Grilo

Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram