Diez automóviles utilizados por James Bond y que no son Aston Martin

Archivos 29 Out 2023

Diez automóviles utilizados por James Bond y que no son Aston Martin

Cuando se piensa en el agente secreto más conocido del mundo y en los automóviles que utiliza, se viene a la mente la marca Aston Martin que, desde temprano, quedó ligada a James Bond. Y la tradición continúa, en la secuela que fue lanzada este año, designada No Time to Die. También hubo otras marcas que se destacaron con automóviles protagonistas, como Lotus y BMW, pero nunca obtuvieron el relieve de Aston Martin. Sin embargo, muchos otros coches fueron utilizados por Bond en sus misiones y, a continuación, vamos a dar a conocer diez ejemplos de automóviles utilizados por él, pero que no sean Aston Martin.


Alfa Romeo GTV6 – Octopussy (1983)



La película Octopussy tiene una de las mejores escenas de persecución y neumáticos chirriantes de todos los 007 y el protagonista es un Alfa Romeo GTV6 gris, que fue robado y es perseguido por la Polizei en sus BMW Serie 5 E12 y en una moto. Como curiosidad, el modelo utilizado es un GTV6 Quadrifoglio, el modelo superior.


Bentley 4 ½ Litre – Never Say Never Again (1983)


Nunca digas nunca más de 1983 marcou o regresso do actor Sean Connery, após o grande sucesso dos anos 60. Para rehacer el Thunderball original y producir exteriormente a EON Productions. Neste filme, Bond e posto a conduzir um Bentley 4 ‍ Litre Gurney Nutting 3-Position-Drophead Coupe, levando-o a um picnic romântico.


Citroën 2CV – For Your Eyes Only (1981)


El Citroën 2CV es, posiblemente, de los automóviles de James Bond más conocido, quitando, obviamente, los Aston Martin y Lotus, todo porque era posible adquirir un 2CV edición especial 007, con el logotipo en los laterales y marcas negras imitando agujeros de bala. Gracias a la película For Your Eyes Only y donde, a pesar de la poca potencia del 2CV, éste hizo una escena con bastante entretenimiento. Curiosamente, el 2CV utilizado en la película, estaba equipado con el motor de cuatro cilindros bóxer del Citroën GS, de forma a hacerlo más rápido.


Chevrolet Bel Air – Live and Let Die (1973)


La película Live and Let Die, está llena de modelos de Chevrolet, pero es un Bel Air taxi que tiene el mayor protagonismo. Después de que el conductor del taxi muere, Bond toma el volante, causando estragos en la autopista, hasta que choca con una camioneta que estaba estacionada.


Ford Mondeo – Casino Royale (2006)


Casino Royale trajo al actor Daniel Craig como James Bond. Además, esta película sirvió también para que Ford publicitara sus automóviles y los de su grupo, como es el caso de los Aston Martin, Jaguar, Land Rover y Volvo, que en la época estaban en el control del constructor americano. La primera escena de Bond en las Bahamas fue al volante de un Ford Mondeo. Daniel Craig fue la primera persona, fuera de Ford, en conducir esta generación del Mondeo, pues en el momento de la filmación el modelo aún tardaría alrededor de un año en llegar al mercado. Este Mondeo fue producido específicamente para la película, de ahí que sea la versión de top y más deportiva, transportada a las Bahamas bajo enorme secretismo.


Mercedes-Benz 250 SE – Octopussy (1981)


También en Octopussy, James Bond hace una de las escenas más cómicas de siempre, al conducir un Mercedes-Benz 250 SE, que pertenecía a las fuerzas soviéticas, sin neumáticos, sobre las vías del tren. Al final, el automóvil choca con la locomotora que va en sentido contrario y aterriza en el río.


Renault 11 – A View To A Kill (1985)


El Renault 11 utilizado por James Bond en A View To A Kill fue uno de los automóviles que más sufrió en manos del agente secreto. Comenzó la película como un taxi, hasta que Bond le puso las manos encima, desmantelándola a medida que la acción iba pasando. Además de la forma inicial, hay dos más que el 11 sufre, pasando a convertible y acabando con solo el frente del automóvil.


Sunbeam Alpine – Dr. No (1962)


Fue en el Dr. No, que fue presentado por primera vez el agente secreto como “My name is Bond… James Bond”, algo que quedaría para siempre marcado en el léxico de la población. Fue también en esta película que las habilidades de James Bond se destacaron, en lo que a la conducción a alta velocidad se refiere, a los mandos de un Sunbeam Alpine.


Triumph Stag – Diamonds Are Forever (1971)


En 007 – Diamonds Are Forever, James Bond siempre será recordado por su Ford Mustang Mach 1, cuando caminó en dos ruedas en las calles de Las Vegas. Pero, en esta película, Bond utiliza también un bonito Triumph Stag amarillo, cuando sale del Reino Unido, embarcado en un Hovercraft, en dirección a Amsterdam.


Volvo S40 T5 – Quantum of Solace (2008)


Uno de los coches menos conocidos utilizados por Bond es sin duda el Volvo S40 T5 utilizado por breves instantes en el Quantum of Solace. A pesar de ir persiguiendo a Dominic Green, la velocidad es baja y la acción es poca, no ejercitando los 227cv del motor.

Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram