Encontrado en Tasmania el prototipo de desarrollo del Ferrari 400i

Clásicos 06 Jan 2024

Encontrado en Tasmania el prototipo de desarrollo del Ferrari 400i

El Ferrari 365 GT4 2+2 marcó una nueva era en Ferrari con un diseño bastante revolucionario para la época, algo que no fue del agrado de todos los aficionados a la marca italiana. El diseño estuvo a cargo de Leonardo Fioravanti, de los estudios Pininfarina, el mismo que diseñó el hermoso 365 GTB/4.

Fue lanzado en 1972 para reemplazar al Ferrari 365 GT 2+2 y al 365 GTC/4, utilizando un chasis tubular basado en este último pero con una distancia entre ejes mayor. Las carrocerías se producían en Pininfarina en acero y se enviaban a Modena, donde se ensamblaban en los chasis, con la particularidad de que el piso se producía en fibra de vidrio para reducir el peso y bajar el centro de gravedad del automóvil. La línea de este modelo continuó durante algunos años más, pasando a ser 400 y 400i y, finalmente, 412, terminando la producción en 1989 con un total de 2907 unidades construidas.

Como era típico en la época de la marca italiana, la designación del modelo hacía referencia a la cilindrada unitaria del motor, siendo en el 365 GT4 2+2 el Colombo Tipo F101AC, un V12 de 4.4 litros, seis carburadores Weber 38 DCOE 59/60, cuatro árboles de levas y 24 válvulas, desarrollando una potencia de 340 CV a 6200 rpm. Acoplado al motor hay una caja de cambios manual de cinco velocidades que envía la potencia a las ruedas traseras mediante un diferencial autoblocante. La suspensión era de triángulos superpuestos en las cuatro ruedas, con ajuste hidráulico de la altura en la parte trasera.


En el Ferrari 400, encontramos el motor Colombo V12 Tipo F 101 D, de 4.8 litros de cilindrada, con dos árboles de levas en cada bancada de cilindros y 24 válvulas. En la versión 400i, los carburadores Weber fueron reemplazados por la inyección mecánica Bosch K-Jetronic, desarrollando 310 CV. En 1982, se cambiaron los árboles de levas y los colectores de escape, aumentando la potencia a 315 CV. Acoplado al motor estaba una caja de cambios manual de cinco velocidades o una automática de tres velocidades GM THM400, siendo la primera vez que un Ferrari se ofrecía con caja automática.

Presente en este artículo hay un automóvil que nació como Ferrari 365 GT4 2+2 en 1975, terminado en color Argento Metallizzato e interior Beige, pero en lugar de ir a la venta, se quedó en Ferrari para pruebas y desarrollo de futuras versiones. Fue equipado con el motor del Ferrari 400 para pruebas y, posteriormente, con las modificaciones referentes al 400i. Según se informa, llegó a ser conducido por Niki Lauda durante una prueba. Como curiosidad, el motor colocado en este automóvil cuando se transformó en Ferrari 400 es el número 00001, lo que indica que es el primer motor construido y que aún permanece en el automóvil.

Este prototipo con el número de chasis 18415 solo sería registrado en marzo de 1980 y vendido al primer propietario privado al mes siguiente. Pasó por varios propietarios hasta que en 2002 fue exportado de Italia, sin conocer su paradero durante 15 años. Fue descubierto en Tasmania, Australia, en 2020 y adquirido por el actual propietario, quien lo mantuvo tal como lo encontró.

Saldrá a subasta el próximo 31 de enero en un evento organizado por RM Sotheby’s en París. Su valor estimado de venta se sitúa entre los 60 y los 80 mil euros.

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram