Campeón en un Ferrari azul y blanco.

Archivos 14 Jan 2024

Campeón en un Ferrari azul y blanco.

Por Bruno Machado

Imagina la Fórmula 1 sin los monoplazas rojos de la Scuderia Ferrari. Ahora ya no podemos hacerlo, pero en 1964, el Rosso Corsa del equipo de Maranello, el único equipo italiano que aún resistía a la llegada de los “garagistas”, estaba a punto de desaparecer a dos carreras del final del campeonato de Fórmula 1 de ese año.

Después de las críticas recibidas tras la homologación, dos años antes, del Ferrari 250 GTO (“O” de Omologato), la CSI (actual FIA) había rechazado la homologación del “nuevo” 250 LM en la categoría GT, tal como pretendía Ferrari.

Considerando que la federación italiana (ACI) no había brindado el debido apoyo a su marca en la disputa con la CSI, Enzo Ferrari, furioso, decidió cortar relaciones con las autoridades italianas del automovilismo. Esto implicaba que el equipo dejaría de competir con licencia italiana, y en una época en la que los colores de los vehículos de Fórmula 1 se definían por la nacionalidad del equipo (y no por los patrocinadores), significaba que los monoplazas de Maranello dejaron de ser rojos.


Si algunos apasionados, en ese momento, no creían en tal escenario, la verdad es que el Commendatore se mantuvo firme y a su llegada al circuito de Watkins Glen, nadie vio los monoplazas rojos de la Scuderia. Sin embargo, los pilotos del equipo, John Surtees y Lorenzo Bandini, estaban inscritos, pero ahora como pilotos del equipo privado NART (North American Racing Team), que hacía correr el 158 F1 y que era dirigido por Luigi Chinetti, un importador estadounidense de Ferrari.

Corriendo ahora para un equipo estadounidense, los pilotos Surtees y Bandini comenzaron a pilotar un monoplaza azul y blanco. Al parecer, esto no distrajo al piloto británico, que terminó en segundo lugar, detrás de Graham Hill, manteniendo así sus posibilidades para el campeonato.

En la siguiente carrera, en México, las relaciones entre el Commendatore y las autoridades italianas aún no estaban pacificadas. Por lo tanto, nuevamente fue de azul y blanco que John Surtees luchó por el título, contra Graham Hill y el campeón defensor, Jim Clark.

En una carrera llena de sobresaltos, ganada por Dan Gurney, John Surtees terminó en segundo lugar, lo suficiente para coronarse campeón del mundo de Fórmula 1, después de haber sido campeón del mundo en motocicletas, un logro único en la historia de la Fórmula 1.

Por su parte, Enzo Ferrari resolvió sus desacuerdos con la ACI, haciendo que la Scuderia regresara a las pistas con sus monoplazas rojos que aún podemos ver hoy en día.

1964-Ferrari-158-F1
Ferrari
gettyimages-838588640
image16
image16x9.img.1024.medium
previous arrow
next arrow
1964-Ferrari-158-F1
Ferrari
gettyimages-838588640
image16
image16x9.img.1024.medium
previous arrow
next arrow
Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram