Opel Rekord D y el papel decisivo que desempeñó en el mercado automotriz

Archivos 16 Jan 2024

Opel Rekord D y el papel decisivo que desempeñó en el mercado automotriz

Con una historia que ya supera el medio siglo, el Opel Rekord D heredó un éxito difícil de replicar después de que su predecesor directo alcanzara más de 1,2 millones de unidades producidas. Este valor equivalía a la octava parte de todos los automóviles producidos por Opel a lo largo de 70 años. Este hecho, como se mencionó en un comunicado de prensa de Opel de la época, demostraba que el mercado “no podía permitirse perder un automóvil como el Rekord”.

El Rekord D ya tenía el camino abierto, pero eso no impidió que tomara su propia dirección. A diferencia del Rekord C, cuyo formato “botella de Coca-Cola” estaba influenciado por el diseño de sus hermanos estadounidenses, el nuevo diseño tenía características europeas. Líneas claras y funcionales, superficies lisas, así como ventanas de gran tamaño y una línea de cintura baja, son responsables de su atemporal estilo exterior.

Al igual que la generación anterior, el Rekord D estaba disponible en tres formatos de carrocería: el clásico sedán, con dos o cuatro puertas; un cupé deportivo; y un familiar Caravan, de tres o cinco puertas. Para clientes comerciales, en la mejor tradición del legendario modelo ‘Schnelllieferwagen’ de los años 50 y 60, Opel también ofrecía la versión comercial del Rekord, una Caravan de tres puertas sin ventanas laterales traseras.


El Opel Rekord D, también conocido como Rekord II para evitar confusiones con “D” de Diesel, elevó el listón en cuanto a seguridad pasiva. Los refuerzos en los paneles laterales y el techo ofrecían protección en caso de colisiones laterales, mientras que las zonas de deformación protegían a los ocupantes en caso de colisiones frontales.

Este modelo fue el primer automóvil de pasajeros de Opel en llegar al mercado con un motor diésel. Lanzado en septiembre de 1972, estaba equipado con la versión de producción de un motor que había establecido 18 récords internacionales y dos récords mundiales en la pista de pruebas de Opel en Dudenhofen en junio del mismo año, el Opel GT Diesel. En el Rekord, el nuevo motor rendía 60 CV, consumía un promedio de 8,7 litros de diésel por cada 100 kilómetros y alcanzaba una velocidad máxima de 135 km/h. El Opel Rekord 2100 D era fácilmente reconocible por la protuberancia en el capó debido al árbol de levas en la cabeza y sus modificaciones, esto también se debía a que el motor diésel era más alto que los motores de gasolina.

A partir de marzo de 1972, el Commodore B elevó la gama un escalón más arriba, cerrando la brecha entre el Rekord, el Admiral y el Diplomat, que estaban claramente posicionados por encima. El Commodore B compartía la forma de su carrocería con el Rekord, pero presentaba un equipo más lujoso y solo estaba disponible con motores de seis cilindros. Los desarrollos técnicos fueron rápidos: al Commodore S 2.5 de 115 CV le siguió el GS de 130 CV, luego el GS de 2,8 litros con doble carburador y 142 CV. Finalmente, en septiembre de 1972, llegó el Commodore GS/E de gama alta. El motor de 2,8 litros y 160 CV con inyección electrónica de combustible permitía un rendimiento impresionante. El cupé podía alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h, y el sedán de cuatro puertas llegaba a los 195 km/h. “El GS/E está destinado a los amantes de los modelos de turismo potentes que les gusta recorrer largas distancias a velocidades más altas”.

En ese sentido, no fue sorprendente ver al Commodore GS/E utilizado en competición, tanto en circuitos como en rallies. En 1973, el joven Walter Röhrl hizo su debut en competición con un Opel en el Rally de Montecarlo, y tuvo éxito, aunque la falta de homologación colocó al Commodore GS/E coupé, preparado por Irmscher, para competir en el Grupo 2 destinado a vehículos modificados.

Sin embargo, los mayores éxitos del Commodore y del Rekord se lograron fuera de los circuitos o de las etapas cronometradas. A principios de septiembre de 1976, salió de la línea de producción un sedán Rekord D, de color dorado, que lucía, por segunda vez en la historia del modelo, el número “un millón”, confirmando la idea de que el mercado “realmente necesita el Rekord”, como Opel había declarado en su lanzamiento en 1972. Para conmemorar el logro, se lanzó al mercado una edición limitada de la versión especial ‘Millionaire’, con motorización S 2.0 de 100 CV y equipamiento ‘Berlina’.

01-Opel-36978
Opel Rekord D
02-Opel-36983
Opel Rekord 1.7, 1971
Opel Rekord Coupé, 1972
Opel Rekord 2.0D Caravan, 1975
Opel Rekord 1.9 Caravan, 1975
Opel Rekord D Lieferwagen, 1972
Studie: Pickup-Version des Opel Rekord D für den Export, 1974
Der 1.000.000. Opel Rekord
Rüsselsheim, 7. 9. 1976: Der 1.000.000. Opel Rekord II läuft vom Band
18-Opel-Rekord-133201
Opel Commodore B
26-Opel-Rekord-149388
27-Opel-Rekord-149389 (1)
Opel-Werbeanzeige, 1976
previous arrow
next arrow
01-Opel-36978
Opel Rekord D
02-Opel-36983
Opel Rekord 1.7, 1971
Opel Rekord Coupé, 1972
Opel Rekord  2.0D Caravan, 1975
Opel Rekord 1.9 Caravan, 1975
Opel Rekord D Lieferwagen, 1972
Studie: Pickup-Version des Opel Rekord D für den Export, 1974
Der 1.000.000. Opel Rekord
Rüsselsheim, 7. 9. 1976: Der 1.000.000. Opel Rekord II läuft vom Band
18-Opel-Rekord-133201
Opel Commodore B
26-Opel-Rekord-149388
27-Opel-Rekord-149389 (1)
Opel-Werbeanzeige, 1976
previous arrow
next arrow
Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram