Aérotrain, el tren de alta velocidad que no avanzó hacia la comercialización

Archivos 10 Fev 2024

Aérotrain, el tren de alta velocidad que no avanzó hacia la comercialización

El TGV, que significa Train à Grande Vitesse, es el tren de alta velocidad más conocido y el que está en funcionamiento en Europa, sin embargo, este no fue el único proyecto de su tipo. También desarrollado en Francia, el Aérotrain sería el tren del futuro, considerado un hovertrain, ya que es un tren “sin ruedas”.

El Aérotrain fue concebido por el ingeniero aeronáutico y científico Jean Bertin en los años 60, quien comenzó con la idea de silenciar los motores de avión, junto con su colega Louis Duthion. Con el desarrollo del proyecto, Bertin y su equipo descubrieron el “efecto suelo” y pensaron en aplicarlo en los trenes.

Bertin era un gran inventor y fundó Bertin & Co., posteriormente Bertin Technologies, en 1956, y a lo largo de 20 años registró más de 3,000 patentes. Con esta experiencia, creía que podía tener éxito donde otros habían fallado. La idea de Bertin era una especie de aerodeslizador que levitaba sobre un solo riel, aplicando así el “efecto suelo”, a diferencia de los trenes que levitan por campo magnético. El proyecto fue elaborado en conjunto con Aeroglide Systems. Se construyeron varios modelos a escala que se demostraron en París, lo que atrajo al gobierno para apoyar el proyecto, y se recibieron fondos en 1966 para comenzar la construcción de una pista de pruebas de 6.7 kilómetros en Gometz-le-Châtel, en Essonne.


El primer prototipo del Aérotrain se construyó en 1965 y solo tenía capacidad para seis personas; sin embargo, logró alcanzar los 200 km/h y en 1967 Bertin instaló un reactor y logró alcanzar los 345 km/h. Poco después, en 1969, se construyó el segundo prototipo, que logró alcanzar los 422 km/h, equipado con un reactor de Pratt & Whitney.

En julio de 1969 se construyó una segunda pista de pruebas, elevada del suelo con una diferencia de cinco metros y con varios pilares de concreto, en Orléans, con aproximadamente 18 kilómetros. Las primeras pruebas se realizaron con éxito y se esperaba que la construcción de la línea continuara hasta París. Bertin construyó un tercer prototipo, el I80, que logró alcanzar los 430 km/h, rompiendo el récord de velocidad de los trenes. Este nuevo Aérotrain podría transportar a 80 personas y viajar cómodamente a 250 km/h. Cerca de 3,000 personas participaron en pruebas de alta velocidad como pasajeros.

Sin embargo, la burocracia del gobierno francés era elevada y planteaba un gran desafío para el sistema ferroviario francés. Posteriormente, en julio de 1974, el nuevo gobierno francés recortó los fondos para el Aérotrain a favor del TGV y, en 1975, Bertin falleció. Luego, en 1977, el proyecto fue cancelado, lo que hizo que todas las infraestructuras, edificios y prototipos fueran abandonados.

Los ejemplares construidos quedaron abandonados durante años en un almacén y dos de ellos fueron destruidos por incendios criminales, en 1991 y 1992, lo que hace que hoy solo quede un ejemplar, que suele estar presente en exposiciones y está bajo el cuidado de un restaurador de vehículos militares. Las líneas construidas aún existen hoy, aunque algunas partes han sido desmanteladas para expansiones urbanas.

En total se construyeron cuatro prototipos. El Aérotrain 01 es un modelo a escala 1/2, equipado con un motor de avión de 260cv, luego reemplazado por un motor a reacción Turbomeca Marboré. El Aérotrain 02, que es el ejemplar que existe hoy, estaba equipado con un motor Pratt & Whitney JT12. El Aérotrain S44 ya era un prototipo real, es decir, ya podía transportar pasajeros, y estaba equipado con un motor lineal de Merlin-Gérin. Este fue destruido en el incendio de 1991 en Gometz. Finalmente, el Aérotrain I80, el ejemplar que rompió el récord de velocidad, estaba equipado con dos motores Turbomeca Turmo III E3, con 1,610cv cada uno. Para alcanzar el récord de velocidad, estos motores fueron reemplazados por un motor JT8D de Pratt & Whitney. Este fue el prototipo destruido en el incendio de 1992 en Chevilly.

Se construyó un quinto prototipo en los Estados Unidos, por parte de Rohr Industries, para pruebas en ese país, designado como Urban Tracked Air Cushion Vehicle, que aún existe hoy y está en exhibición en el Pueblo Railway Museum.

aerotrain-i80-hv
Maquette_1
aero1966
Aérotrain_i80_250
aerotrain-2-640x419
aerotrain-4-640x640
aerotrain-6
aerotrain-9-640x301
aerotrain-17
aerotrain-50
aerotrain-i-80-burned
I80_Ferraille
aerotrain-15-640x380
1280px-aerotrainsaran1-640x480
Aerotrainsaran2
800px-saran_aerotrain_1-480x640
exposition_aerotrain_saran_5-640x425
Foretorleansaran2
aerotrain
previous arrow
next arrow
aerotrain-i80-hv
Maquette_1
aero1966
Aérotrain_i80_250
aerotrain-2-640x419
aerotrain-4-640x640
aerotrain-6
aerotrain-9-640x301
aerotrain-17
aerotrain-50
aerotrain-i-80-burned
I80_Ferraille
aerotrain-15-640x380
1280px-aerotrainsaran1-640x480
Aerotrainsaran2
800px-saran_aerotrain_1-480x640
exposition_aerotrain_saran_5-640x425
Foretorleansaran2
aerotrain
previous arrow
next arrow
Classificados

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram