La historia de encantar

Archivos 29 Fev 2024

La historia de encantar

Por Nuno Mendonça

Por lo general, para los hijos, los padres son sus ídolos, y es común heredar hábitos, ideales e incluso profesiones. Pero a veces, es un automóvil el que sirve como vínculo para toda una vida.

Para Nuno Mendonça, el Volkswagen Beetle Kim no fue un regalo, sino más bien una forma de homenajear a su padre, Joaquim Mendonça.

Después de ir al cine con su padre a ver la película “Herbie Goes to Monte Carlo”, Nuno quedó encantado con el personaje ficticio y, con la curiosidad típica de su edad, le preguntó a su padre cómo era posible que ese automóvil fuera tan diferente y pareciera tener vida. Su padre respondió que era porque tenía un conjunto de engranajes, cadenas y correas que lo hacían especial y con características humanas.


Esta historia de ensueño maravillaba a sus dos hijos de tal manera que, cada vez que tenían la oportunidad, venía una solicitud más: “¡Papá, cuéntala otra vez!”.

Y así fue como, tras el fallecimiento de su padre Joaquim Mendonça en 2012, a los 68 años de edad, su hijo Nuno decidió darle forma física a la historia de ensueño que había marcado su infancia y la de su hermano Guido.

La creación de este automóvil se basó en un Volkswagen 1302s que su padre, por ironía del destino, había adquirido antes de fallecer. Y, tal como Joaquim les contaba a sus hijos, la vida se le dio a este Beetle a través de una pintura artística donde los engranajes son el tema predominante. La mecánica, el trabajo de chapa y los interiores fueron realizados por Rui Espada, la magnífica pintura fue hecha por Daniel (Deep Kustom Artworks) y el montaje de la película en los vidrios y la instalación de sonido fueron realizados por Tiago (TR CAR Setúbal).

También se pueden observar en el mismo homenajes como: el número 55 de la casa donde nacieron y crecieron sus hijos; KIM, el diminutivo de Joaquim, ya que su esposa siempre lo llamaba Quim; 1944, el año de su nacimiento; los nombres de los hijos, nietos y esposa también están identificados.

Después de conocer el vínculo emocional que está presente en toda esta historia y el objetivo de homenajear a un padre que marcó la vida de una familia de manera tan positiva, no me extenderé más con palabras. Les dejo la sesión fotográfica del Beetle Kim, el automóvil que tiene vida.

image0
image1
image6
image2
image3
image7
image4
image5
image8
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
image0
image1
image6
image2
image3
image7
image4
image5
image8
previous arrow
next arrow


Fotografías: Pedro Mota

Deje su comentario

Por favor autentiquese para comentar

Siga-nos nas Redes Sociais

FacebookInstagram